Arroyo, pero de millones en Frontera; urge salpiquen recursos para reelección en 2024 – Zócalo
Arroyo, pero de millones en Frontera; urge salpiquen recursos para reelección en 2024

Arroyo, pero de millones en Frontera; urge salpiquen recursos para reelección en 2024

Luis Carlos Plata
Zócalo | Monclova

hace 1 year

< Regresar

En octubre del año pasado, el Ayuntamiento de Ciudad Frontera presentó a la Conagua el proyecto denominado Arroyo Frontera, estimado en 350 millones 822 mil pesos a invertir –ajá– por la dependencia federal.

Luego hubo una pausa larga para grillar a gusto en la Región Centro de la entidad con motivo del proceso electoral donde Sóstenes Berdeja de la 4T pirata ganó a Guadiana Tijerina de la 4T original en Frontera, situación que se considera alta traición al “movimiento” en el municipio, y hasta el 25 de abril, seis meses después, fue ingresado el trámite a la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de Semarnat por la Presidencia Municipal vía el edil morenista Roberto Clemente Piña Amaya, como su representante legal, sin que a la fecha se tenga resolución alguna.

Más allá de que sea una obra prioritaria o no, cuestión a todas luces subjetiva en relación con otras necesidades, hay un dato interesante para dimensionar la cuantía del negocio: los 4.3 kilómetros de tramo a canalizar en Frontera costarían 100 millones de pesos más que un proyecto parecido de 4.7 kilómetros a realizar en Saltillo (encauzamiento del arroyo El Cuatro y construcción de tres puentes vehiculares de cruce) promovido por la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento de Coahuila, y atornillado también en la congeladora de Conagua desde 2021.

La diferencia es que, en la capital del estado, además de metros extra de canal pluvial se cotizaron tres puentes vehiculares, como consta en las respectivas manifestaciones de impacto ambiental y cambio de uso de suelo en poder de quien esto escribe. En Frontera, en cambio, los trabajos implican banquetas, limpieza y desazolve. Aún así el costo total es 100 millones mayor. Sí, leyó bien: 100 millones más caro.

¿A qué obedece lo anterior?, se preguntará usted. Se trata, evidentemente, de un mal cálculo realizado por el Alcalde fronterense, números al aire, o peor aún: una tentativa de fraude con daño al erario. Ninguna opción tolerable, por supuesto.

Aunque no ha cuajado todavía. Primero se informó sería Conagua la responsable del Arroyo Frontera. Pero no entró en su presupuesto para 2023 –ni siquiera estuvo considerado en algún momento– y le tengo noticias: tampoco entrará en el ejercicio fiscal de 2024 cuando sus prioridades como ente público serán otras: una elección presidencial en puerta y el cierre administrativo del sexenio en septiembre. Es decir, no habrá tiempo ni dinero ya.

La ironía: un Alcalde de Morena, Roberto Piña, padeciendo en carne propia un Gobierno de Morena. Serpiente que se muerde la cola. Y luego vino la desesperación. Ante la negativa oficial, se acordó que Monclova y Frontera, ambas administraciones municipales, se harían cargo cada una en su ámbito de competencia sin apoyo federal.

Sin embargo algo pasó –las malditas prisas por activar la licuadora de recursos, tal vez– que se quedó solo Frontera en el asunto, como originalmente lo estuvo.

“El proyecto en sí tiene un precio entre 50 y 70 millones de pesos”, declaró Roberto Piña en mayo del presente año, con la intención de iniciarlo. Así de un plumazo, o mediante una declaración “banquetera”, más bien, olvidó 300 millones de pesos. O lo que caiga es bueno. De lo perdido lo recuperado.

Cortita y al pie

Por lo demás, en este sexenio de austeridad como sinónimo de pobrismo, centralismo e incompetencia, quedó obsoleta la visión del funcionario provinciano que viaja a la imponente Ciudad de México y, desde la ventanilla del taxi, observa los rascacielos (¿cuáles?) como un Ulises que sale de Ítaca con un portafolio en la mano para mostrar su proyecto, ¡oh, gran descubrimiento!, a una mesa redonda de funcionarios federales que delibera con sus pulgares arriba o abajo si este vive o muere.

Y entonces, en caso de respuesta positiva, “bajan” los recursos al terruño que parece la escenografía de una película de Luis Estrada. Bajar: ese verbo tan socorrido por la rancia política que denota un movimiento mágico, como si cayeran del cielo.

Si Juan Luis Guerra cantaba, “ojalá que llueva café en el campo”, nuestros representantes populares se conforman con que salpique, que sal-pique, sin ser canción de Shakira.

La última y nos vamos

En la víspera de las elecciones municipales de 2024, donde se renuevan los ayuntamientos de la entidad con posibilidad a reelección, ni un vaso de agua da la Conagua. Como ha sido la constante del cuatroteísmo. Nada para Coahuila. Nada para nadie. Ni para propios ni para extraños.

Nada que no sean los caprichos presidenciales extractivos e inútiles en el sureste del país que, sin transparencia, ordeñan el Presupuesto de Egresos de la Federación en detrimento de un país.

En Frontera, pese a lo anterior, apuestan al “haiga sido como haiga sido” en una obra que, debido a sus características, se presta para ejecutar todos los vicios de la administración municipal en ella: renta simulada de maquinaria, facturación, camiones chatarra, entre otros documentados en este mismo espacio con anterioridad.

Lo más visto

En Instagram

En TikTok

En YouTube

En Facebook

Hola ! esta aplicación te va a solicitar otorgar acceso a datos generales con el fin de generar una experiencia gratuita.

Entendido !
Monclova.com

FREE
VIEW